“No disponible por razones legales”

Publicado por & archivado en General, Software.

Esta sería la traducción más adecuada para el nuevo mensaje de error que, a partir de ahora, podemos encontrarnos en la red. Bautizado con el 451, no es un mensaje del todo nuevo, pero su situación si lo es puesto que ahora está regulado y ha sido aprobado por la Internet Engineering Task Force (IETF), el organismo internacional que regula los estándares de Internet.

 

Una cosa debemos tener clara: cada vez que nos topemos con el error 451 sabremos que esa web ha sido censurada, encontrando más explicaciones a los motivos que de este bloqueo, destacándola así del resto de posibles errores que nos podían aparecer anteriormente. Por lo tanto, ¿se ha estrenado este error 451 con el único objetivo de censurar? Lo dirán con la boca pequeña, pero sí, es así.

Ahora tocará esperar y ver como se usa este tipo de mensaje según el país en que te aparezca. ¿Y por qué decimos esto? De todos es sabido que hay países que utilizan la censura en Internet de un modo desproporcionado, pero de cara al exterior, probablemente no querrán usar el 451 con demasiada frecuencia y así ocultar lo que están haciendo para no dar una imagen exageradamente opresora.

Y, como todo tiene una explicación, incluso el número del error la tiene: se tomó la idea de la novela de Ray Bradbury, Fahrenheit 451, donde se recreaba una sociedad en la que los bomberos tienen la misión de quemar libros por orden del gobierno, debido a que la lectura provoca angustia, buscando una felicidad de la población basada en la sumisión.

Ver artículo original

Internet y censura siempre han sido dos conceptos que han ido muy unidos. Tal y como os explicábamos, todavía existen países que ejercen una presión brutal sobre los contenidos en Internet y censuran todo aquello que consideren subversivo o que pueda ir en contra de la forma de pensar y la ideología del gobierno en cuestión. Países como Turquía o Rusia son dos de los ejemplos más claros de este terrible veto que sufren un gran número de páginas web y Redes Sociales.

Aquí encontrareis dos ejemplos de cómo estos países ejercen una autoridad cercana a la tiranía con aquello que no consideran ético. Ambos casos son un tanto antiguos, pero solo son la punta del iceberg. Hoy en día las restricciones siguen estando presentes.

Ver artículo original

Ver artículo original

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y su uso de nuestra web. En caso de continuar navegando por esta web entenderemos que acepta el uso de estos dispositivos. Más información: Política de Cookies .

ACEPTAR
Aviso de cookies
Artimedia