Afinando la puntería

Publicado por & archivado en Márketing Online.

Es magnífico ver cómo evolucionan las tendencias de marketing digital día a día y como cada vez conocemos nuevas formas de desarrollar estrategias por parte de las marcas. El modo de fijar objetivos a los que dirigirse está cambiando y las empresas ya no solo se centran en llegar de manera extensiva a los consumidores potenciales, sino que cada vez más, buscan crear estrategias de marketing a medida de cada usuario.

 

Hoy os comentaremos un par de técnicas que se centran en eso, en llegar de manera directa, personalizada al usuario, hacer que se sienta especial. De estas dos, una de ellas tiene sus añitos…

Estamos hablando del moment marketing. Un tipo de estrategia que se remonta a los años 30 y cuya primera marca en relacionar su producto con el concepto “momento” fue Kit-Kat, dando pie a uno de los slogans más populares de la historia de la publicidad y que todavía hoy se mantiene vigente.

El moment marketing se basa en los continuos cambios, tanto del contexto social como del propio consumidor, y busca cuando debe posicionarse dentro de un mercado en el momento idóneo y concreto. Este contexto ha mutado de forma evidente a lo largo de los años y las marcas deben estar pendientes de un número considerable de factores a la hora de buscar objetivos.

Las marcas vuelven a tener una gran consideración por este tipo de estrategia y le están dando un gran valor. Vivimos en una sociedad de consumo en la que cada día recibimos cientos de estímulos publicitarios a los que muchos no hacemos ni caso; el moment marketing busca lo contrario, hacerse notar pero porque ha sabido aparecer en el momento ideal.

Ver artículo original

Conozcamos qué estrategia nos faltan por conocer. Hablemos del email marketing. Quizás, una de las técnicas menos elaboradas y más simples, pero que es capaz de llegar a un gran número de clientes potenciales. Y si hablamos de email marketing debemos hablar del Big Data, esa cantidad ingente de datos con los que cuentan las empresas y que hace que estemos debidamente informados de sus novedades.

Hoy toca hablar del hermano pequeño, hoy toca hablar del Little Data. Las diferencias son evidentes, empezando por el nombre, y es que el Little Data le da un uso mucho más concreto al Big Data. La principal idea de esta estrategia es segmentar y minimizar los datos de tal manera que sepamos seguro que, a aquella persona que le va a llegar la información enviada, esté realmente interesado en ella.

El Little Data va muy de la mano con otra nueva tendencia del marketing digital como es el análisis predictivo, basado en el uso de la estadística para analizar datos actuales e históricos para realizar predicciones y así identificar riesgos y oportunidades.

Ver artículo original

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y su uso de nuestra web. En caso de continuar navegando por esta web entenderemos que acepta el uso de estos dispositivos. Más información: Política de Cookies .

ACEPTAR
Aviso de cookies
Artimedia