El culmen de la tecnología aplicada al transporte

Publicado por & archivado en Tecnología.

Los cambios tecnológicos que vivimos en todos los sectores de nuestra sociedad son evidentes y se producen cada vez con mayor celeridad. Hoy nos centraremos en los avances dentro de los medios de transporte; lo que os presentaremos es toda una revolución.

 

Os hablamos de Hyperloop, una nueva modalidad de transporte que tiene la intención de dejar atrás a todos los medios de transporte que conocíamos hasta el momento. El proyecto de creación de Hyperloop lleva varios años en danza y empezó a ver la luz pública en 2013, cuando se presentó de la mano de su creador, Elon Musk, cofundador entre otros de PayPal o de Tesla Motors. Queda claro que Musk sabe de qué va esto.

Este proyecto tenía la intención inicial de unir las ciudades de San Francisco y Los Ángeles en menos de 35 minutos, o para que nos quede más claro, puede cubrir el recorrido Barcelona-Madrid en 30 minutos. Pese a tener unas características nunca vistas, fue presentado como una alternativa más rápida, menos costosa y más ecológica que los trenes de alta velocidad.

Esta especie de cápsulas pueden alcanzar la friolera de 1.200 quilómetros por hora, lo nunca visto en transporte, y existe la esperanza que pueda empezar a transportar pasajeros a finales de esta década. Por el momento se empezarán a realizar las primeras pruebas en la ciudad de Quay Valley, en el mes de junio.

Ver artículo original

Para poder empezar a realizar estas pruebas tenía que definirse de manera clara cómo sería el diseño de estas cápsulas para fabricarlas y hacerlas operativas para dichas pruebas. Para ello se convocó un concurso llamado Hyperloop Pod Competition, que tuvo lugar en la Universidad de Texas A&M, donde se presentaron un gran número de propuestas provenientes de más de 1.000 alumnos universitarios repartidos en 124 equipos de 20 países.

El equipo que se ha llevado el gato al agua ha sido el formado por 25 estudiantes del Instituto de Tecnología de Massachusetts, el MIT, probablemente el centro de estudios tecnológicos más prestigioso de Estados Unidos. Curiosamente, el diseño presentado por este equipo no había ideado un espacio para pasajeros o carga, sino que se centraron en crear el diseño externo así como el sistema magnético que empuja a este rayo del mundo del transporte.

Ver artículo original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y su uso de nuestra web. En caso de continuar navegando por esta web entenderemos que acepta el uso de estos dispositivos. Más información: Política de Cookies .

ACEPTAR
Aviso de cookies
Artimedia