La robótica quiere afianzarse

Publicado por & archivado en Tecnología.

Muchas veces en nuestros artículos nos centramos en los avances a nivel de software, Internet, aplicaciones, periféricos… Pero el campo de la robótica lleva un buen tiempo ofreciendo grandes mejoras que deben ayudarnos en muchos aspectos de nuestra vida cotidiana.

 

Hoy os mostramos una serie de completos artículos de la web especializada Xataka donde podremos conocer diversas aplicaciones de la robótica, algunas con más utilidad que otras, pero que no dejan de ser claros ejemplos de hacía donde van los caminos de esta tecnología.

Los primeros casos que os traemos son pequeños robots, diminutos, encaminados a una gran variedad de usos. Y sí, ¡son muy pequeños! Os estamos hablando de los microbots, pequeñas bestias de 1,5 centímetros y 12 gramos de peso capaces de levantar, ni más ni menos, que mil veces su peso.

Estos pequeños titanes son fruto de la mente de David Chiristensen, investigador de la Universidad de Stanford. La tecnología que ha conseguido desarrollar se ha inspirado en las patas de los geckos, un clase de lagartos que cuentan con una especie de almohadillas adhesivas en las plantas de los pies que les da una gran adherencia. De este modo, el microrobot puede arrastrar peso en superficies tanto horizontales como verticales.

Ver artículo original

Otra de los sectores donde la robótica está empezando a asomar la cabeza y donde se espera que continúe evolucionando y mejorando, es en el educativo. Tanto la programación como la robótica están cada vez más presentes en las aulas y hay un debate latente sobre si la programación debería comenzar a ser una asignatura obligatoria igual que cualquier otra asignatura convencional.

Una buena muestra es Zowi, un pequeño robot de aspecto adorable que tiene ante sí la misión de ser un juguete educativo. Son varios los ejemplos de este tipo de androides que han ido apareciendo, pero probablemente Zowi sea de los más completos visto hasta ahora. En el siguiente enlace tendréis un detallado informe de todas sus características.

Ver artículo original

Y el último ejemplo de todos y quizás el más prescindible. Z-Machines es el nombre que ha recibido una curiosa banda musical formada… ¡por 3 robots! Este grupo ha sido desarrollado por ingenieros de la Universidad de Tokio y tienen la capacidad de tocar cualquier compás o tempo sin ningún tipo de error. Como curiosidad está bien. Pero honestamente, no le encontramos demasiada utilidad y menos en el mundo de la música, donde ante todo se valora la destreza y la habilidad de los músicos de carne y hueso. Para empezar, las características de estos engendros poco tienen que ver con músicos de verdad: un guitarrista con 78 dedos, un baterista con 22 baquetas y un teclista que toca mediante láser proyectado desde sus ojos. Aquí podréis ver cómo se las gastan.

Ver artículo original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y su uso de nuestra web. En caso de continuar navegando por esta web entenderemos que acepta el uso de estos dispositivos. Más información: Política de Cookies .

ACEPTAR
Aviso de cookies
Artimedia